Qué tipos de mampostería se emplean en la construcción

Qué tipos de mampostería se emplean en la construcción

La mampostería es un sistema de construcción más común de lo que se cree. A pesar de su aspecto rudimentario y tosco, es esencialmente útil en algunas edificaciones para garantizar resistencia y durabilidad

Se trata de una técnica en la que se superponen materiales como ladrillos, bloques de concreto, chapas o rocas al momento de levantar algún muro, parámetro o división. Estos materiales se van adhiriendo unos con otros por medio de una mezcla de agua, cal o cemento hasta obtener por fin una estructura sólida.

Actualmente existen distintos tipos de mampostería. Cada una de ellas se diferencia por los materiales empleados y algunos otros aspectos. 

 

Tipos de mampostería

Conoce aquí cuáles son los tipos de mampostería disponibles y qué función cumple cada una de ellas. La reparación de grietas en muros de mampostería es posible a partir de determinados tipos de mampostería.

  1. Mampostería ordinaria 

Se caracteriza por la utilización de morteros de yeso, cal o cemento. Por medio de ellos es posible fijar otros elementos indispensables en la mampostería como piedras o ladrillos. La cal, el yeso o el cemento también son usados para rellenar los huecos que van quedando entre ellos

  1. Mampostería en seco

Este tipo de mampostería no requiere del uso de morteros. De hecho, los materiales utilizados como rocas o ladrillos son de menor tamaño y cuidadosamente colocados unos encima del otro. La intención es garantizar estabilidad y una construcción de calidad. Los espacios vacíos son rellenados con materiales pequeños denominados ripios; es decir, piedras muy pequeñas que entran a la perfección entre los orificios.

  1. Mampostería careada

En esta oportunidad se labrarán los ladrillos o los ripios utilizados por la parte externa de la construcción; es decir, la que da de cara al público. El estilo no requiere que los mampuestos sean del mismo tamaño o forma

  1. Mampostería estructural

Es un método empleado para la construcción de edificios, torres o casas, utilizando para ello morteros de cemento. Una de sus características es que cuenta con muros de forma vertical, reforzados desde la parte interior con vigas de metal. Su ventaja es que suele ser mucho más resistente y duradera que otras mamposterías

  1. Mampostería concertada

Se le conoce como mampostería concertada a aquella técnica en la que los mampuestos son colocados de forma poligonal y que sus caras estén juntas. Si logras mirar la construcción desde la parte superior, notarás un aspecto regular o plano. Todo ello dependerá de los mampuestos o ripios utilizados durante la obra.

  1. Mampostería de piedra

Se trata de un tipo de mampostería que utiliza piedras cortadas o canteadas previamente a la construcción. Es un método empleado -sobre todo-, para la creación de muros divisorios situados en las carreteras o en zonas cercanas a los ríos.

  1. Mampostería de ladrillos

Se usa sobremanera para la construcción de casas. Suele ser un elemento decorativo perfecto, por lo que es una técnica bastante valorada. Por supuesto que usa los ladrillos como materia prima, los cuales generalmente son colocados en forma regular, ya sea horizontal o verticalmente.

  1. Mampostería de decoración

Tienen muchísimo valor en día de hoy. Y es bastante común en parques, avenidas o calles, con la intención de embellecer. Su carácter decorativo viene del uso de piedras previamente cortadas, pulidas y barnizadas.

 

 

Un sistema perfecto

La gran ventaja de la mampostería es que ofrece durabilidad y resistencia. Por esta razón se ha convertido en una técnica utilizada con frecuencia en los trabajos de construcción. 

¿Quieres intentar con mampostería? Pues contrata los servicios de profesionales y solicita recomendaciones para lograr un buen diseño.

Deja una respuesta