Hallan un movimiento de tierra submarino en Australia de hace 300.000 años

Un equipo de científicos ha descubierto pruebas de un gran deslizamiento de tierra ocurrido hace miles de años muy cerca de la Gran Barrera de Coral de Australia.

Al menos 300.000 años. Esa es la edad estimada que los investigadores, entre los que se encuentra un profesor de la Universidad de Granada, otorgan al “deslizamiento de las lomas de Gloria” (en inglés, Gloria Knolls Slide), de unos 32 kilómetros cúbicos de volumen, detectado en Australia.

El descubrimiento ha sido posible gracias a la localización de los escombros del deslizamiento, encontrados a 1.350 metros de profundidad, cuando un equipo internacional de investigadores estaba llevando a cabo otra investigación. Gracias a ello, se abre un nuevo campo de estudio en la zona.

Corales fósiles para determinar la edad del deslizamiento

El hallazgo ha tenido lugar cuando el grupo de científicos estaba realizando una cartografía en tres dimensiones de los antiguos corales en Queensland, a 75 kilómetros de Innisfail, colindante a la la Gran Barrera de Arrecifes.

Las lomas y colinas halladas se encontraban a 30 kilómetros de su localización original, por lo que los científicos han calificado de “desmoronamiento catastrófico” el movimiento de tierra. Los fósiles de los corales han sido clave para estimar cuánto tiempo hace del deslizamiento.

Aunque el dato no es preciso, sí se sabe a ciencia cierta que han transcurrido al menos 300.000 años del evento. En declaraciones a The Guardian, el doctor Ángel Puga-Bernabéu de la Universidad de Granada ha especificado que el fósil más antiguo recuperado de la loma tenía 302.000 años, por lo que el corrimiento de tierra es anterior.

Relacionado: Curso de riesgos geológicos de taludes y laderas inestables.

Nuevo camino para la investigación en la zona

Entre las lomas desplazadas, los científicos han encontrado ejemplos vida acuática como corales de aguas frías, capaces de sobrevivir en aguas a 4ºC sin luz solar, moluscos y percebes. Este descubrimiento abre una nueva línea de investigación, ya que no se había investigado el fondo marino a tal profundidad en la zona. El hallazgo parece dejar claro que el paisaje submarino es más complejo de lo que se creía hasta el momento.

Sobre la posibilidad de que debido al desplazamiento de tierra hubiese tenido lugar un tsunami, los investigadores explican que no hay pruebas fehacientes de que ocurriese. Sin embargo, es una posibilidad, dada la naturaleza del deslizamiento. La ola gigante podría haber tenido poco impacto gracias a la barrera de coral, que actúa como rompeolas.

¿Podría volver a ocurrir? Al tratarse de un evento tan antiguo, los investigadores no creen que sea probable que vuelva a suceder algo semejante.

Fuente: BBC, The Guardian

Imagen: Deep Reef Explorer

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad