Historia de la Alhambra

Historia y partes de la Alhambra de Granada

Aunque mucha gente asocie la Alhambra con la alcazaba o el patio de los leones, lo cierto es que estas son solo partes de la Alhambra, ya que en realidad se trata de un conjunto palaciego situado en Granada.

Historia de la Alhambra de Granada

La historia de la Alhambra está ligada a su ciudad, Granada. Nos damos cuenta de esto con solo observar dónde está el complejo palaciego, sobre la colina Sabika, uno de los puntos más altos de la ciudad. Como es de imaginar, esta situación geográfica no es baladí, ya que con ella se buscaba el máximo control de todo lo que aconteciera y al mismo tiempo servir como símbolo de poder y ostentación.

A pesar de que se tienen registros de la ocupación de este lugar desde tiempos romanos, los primeros indicios de un emplazamiento militar en la colina datan del año 666. Más tarde, cuando Muhammad I Al-Ahmar, fundador de la dinastía nazarí, se hizo dueño de distintos territorios en Al-Andalus, la Alhambra pasaría asemejarse más al conjunto palaciego que todos conocemos actualmente.

Relacionado con: Curso de BIM aplicado a la conservación del patrimonio histórico con PetroBIM

En el siglo XI, al instaurarse Granada como la capital del Reino de Taifas y con el establecimiento del reino nazarí en Granada, este emplazamiento militar pasó a ser la residencia real y además se empezó la construcción del primer palacio de este monumento arquitectónico. Muhammad I Al-Ahmar fue el primer sultán en trasladar su residencia a esta colina y le seguirían 23 más hasta la Reconquista cristiana de 1492.

Durante todo el siglo XIII y XIV y principios del XV, el conjunto de la Alhambra pasa a ser una ciudadela de altas torres y murallas. Podemos hablar de que la construcción e historia de la Alhambra fue progresiva pues se ajustó a las necesidades de sus huéspedes durante más de cien años, pero siempre conservando su estilo ornamentado y lujoso.

El nombre de Alhambra significa literalmente “la roja” y se dice que viene dado por el color rojo que adornaba paredes y techos, pero también por el apellido del primer sultán de Granada, Muhammad I Al-Ahmar. Uno de los componentes principales de las distintas partes de la Alhmabra fue la arenisca roja con partículas ferrosas que aun hoy resplandecen en color rojo al ser iluminada por la noche.

Historia de la Alhambra

Después de la Reconquista cristiana, la historia de la Alhambra cuenta que el complejo palaciego todavía era utilizado para muchos menesteres. En este emplazamiento fue por ejemplo donde Cristóbal Colón presentó su planificación de viajes a los Reyes Católicos. Sin embargo, años más tarde la Alhambra sería abandonada y caería en el olvido de todos, hasta su toma por el ejército de Napoleón Bonaparte en 1810, cuando el monumento empezaría a ganar fama internacional y atraer turistas de los cinco continentes.

Partes de la Alhambra

Al convertirse la cumbre estratégica de la Alhambra en residencia del sultán, se empezaron a diferenciar dos zonas: la militar o Alcazaba, que era el cuartel de la guardia real y la ciudad palatina o medina, donde se encuentran los palacios nazaríes y los restos que se conservan de las casa de los nobles que también habitaban allí. Más tarde, después de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos en 1492, Carlos V mandó a construir en este emplazamiento un palacio que llevaría su nombre.

Dentro de las partes de la Alhambra destacan sus tres palacios principales: El Mexuar, El Palacio de Comares y el Palacio de los Leones. Todos estos se encuentran rodeados de grandes jardines y patios como el del Generalife, otra de las partes de la Alhambra, o de su conjunto arquitectónico, más representativas e importantes por su enorme belleza. Tanto es así que toda la zona es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En 2007 todas las partes de la Alhambra en su conjunto palaciego y arquitectónico fueron presentadas al concurso público en el que se elegirían las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Finalmente, tras las votaciones, el monumento granadino no alcanzó el estatus de maravilla del mundo pero resultó estar entre las finalistas.

Arquitectura nazarí en la Alhambra

El máximo representante de la arquitectura nazarí en el mundo es la ciudad de Granada. El arte nazarí hace referencia a la última etapa del arte hispanomusulmán, concretamente al que se desarrolló durante los siglos XIII, XIV y XV.

La arquitectura nazarí presenta un exterior sobrio y un interior con gran recargamiento. En esta etapa además se dejó de utilizar el arco de herradura en muchas edificaciones y se le otorgó una mayor importancia al arco de medio punto peraltado.

Historia de la Alhambra

Este último aspecto clave de la arquitectura nazarí, el del recargamiento interior, fue también el más importante en la construcción de la Alhambra, ya que una de las principales preocupaciones de sus arquitectos fue decorar y ornamentar cada espacio que tuviera. Así encontramos por ejemplo que este monumento tiene numerosos arcos que no constituyen ningún apoyo a la estructura, son solo meros elementos decorativos.

En la misma línea se encuentran las paredes interiores, cubiertas de cerámicas o yeserías con diversos grabados, motivos y colores. Además se empleó la escritura cursiva como decoración caligráfica. El elemento que aparece con más frecuencia en la decoración propia de la arquitectura nazarí es el ataurique, es decir, todo tipo de forma vegetal normalmente esculpida o grabada.

La construcción de la Alhambra contó además con un tipo de columna propio que aún se conserva y que no aparece en ningún otra construcción. Se trata de finas columnas de fuste cilíndrico con collarinos en la parte superior y una base cóncava.

Todas las partes de la Alhambra presentan una belleza sin igual y un atractivo único. Por esto y porque la historia de la Alhambra recoge gran parte de la historia de nuestro país, el monumento de Granada es uno de los más visitados de España.

Fuente: El Mundo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad