¿Qué es un geiser y cómo se forman?

Si has ido alguna vez a las Islas Canarias o al Parque Natural de Yellowstone en Estados Unidos, entre otros lugares, es posible que hayas podido presenciar este espectáculo natural. Los géiseres son fuentes termales que expulsan columnas de agua subterránea a decenas de metros de altura, produciendo un fenómeno de lo más curioso. Si quieres saber más sobre qué es un géiser y cómo se forma, ¡sigue leyendo!

¿Qué es un géiser?

Un géiser es un tipo de fuente termal el cual expulsa grandes columnas de agua hirviendo con una gran fuerza. Su nombre procede de la palabra islandesa geyser, cuyo significado es ‘surtidor’, lo que describe a la perfección su actividad. El agua que se expulsa por estos géiseres procede de pozos subterráneos, y dicha actividad se produce de una forma más o menos regular, siempre dependiendo de las características propias del mismo. Este tipo de columnas de aguas procedentes del subsuelo, salen por un pequeño agujero que aparece en el suelo, y pueden llegar a alcanzar hasta decenas de metros por encima de nuestras cabezas. El géiser de mayor altura conocido hasta el fecha fue el géiser Waimangu (Nueva Zelanda), que en 1904 alcanzó los 457 metros de altura. 

Tipos de géiseres

Es posible encontrarnos con dos tipos de géiseres:

  • Géiser de fuente: son aquellos que expulsan el agua y los gases de forma muy violenta hacia la atmósfera, produciendo una columna alargada. 
  • Geiser de cono: en este caso suelen expulsar chorros bastante estables a partir de montículos siliciosos. 

Lo cierto es que se trata de fenómenos que no son muy habituales, ya que para que se produzca es necesario una serie de condiciones hidrogeológicas que sólo podemos encontrar en puntos concretos de nuestro planeta. Esto se debe a que las erupciones erosionan las rocas y por tanto destruyen los géiseres). Por eso, sólo suele ser común encontrarnos con estos espectáculos naturales en zonas con rocas volcánicas como la riolita.

¿Cómo se forman los géiseres?

Los géiseres surgen, generalmente, tras la aparición de una erupción volcánica. Esto se debe a que, cuando las aguas del subsuelo entran en contacto con el magma incandescente que se produce por la actividad volcánica, comienzan a calentarse de forma muy rápida. Por su parte, la velocidad de este calentamiento provoca que aumente considerablemente el volumen y de esta forma, con el acumulo también de presión, se genera un escape a través de las grietas de las rocas. Cuando el agua hirviendo y con gran presión llegan a la superficie, tanto el agua como los gases, salen despedidos de forma muy violenta hasta alcanzar una media de 50 metros de altura, aunque puede llegar a superar los 90 metros en algunos lugares. 

Pese a que solemos definir los géiseres como fuentes termales, se diferencian de éstas en su estructura interior o subterránea. Si vemos una imagen de un géiser por dentro, podemos observar que la gran mayoría consisten en una abertura muy pequeña hacia la superficie, que está conectada a su vez con distintas ‘tuberías’ subterráneas que se encuentran conectadas con las reservas de agua subterránea. Lo que vuelve a comenzar todo el proceso de erupción es la filtración del agua del exterior hacia el interior de los géiseres, que de nuevo calientan el agua volviendo a generar ebullición y vapores. 

Los procesos de erupción varían considerablemente dependiendo de los distintos tipos de géiseres y zonas geográficas, ya que influyen distintos procesos geológicos e hidrológicos. Por ejemplo. el conocido géiser Strokkur (Islandia) entra en erupción cada 14 minutos aproximadamente. Por su parte, el Grand Geyser (Estados Unidos) lo hace cada 8 horas, aproximadamente. La duración de este fenómeno también varía entre unos y otros: el primero dura unos pocos segundos, mientras que el que se encuentra en Estados Unidos suele durar una media de 10 minutos. ¡Un auténtico espectáculo!

Lugares en los que encontrarás géiseres

Uno de los lugares donde más géiseres podemos encontrar y donde se encuentran el mayor número de estos fenómenos hidrogeológicos (hablamos de casi la mitad de todos los géiseres del planeta) es el Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos. Aquí también podemos encontrar el géiser más potente del planeta, que llega a alcanzar los 90 metros de altura. Sin embargo, a diferencia de otros géiseres, tan sólo entra en erupción en momentos muy concretos e inesperados, tal y como nos explican en este vídeo de National Geographic. 

Otros focos de gran actividad de estos fenómenos son Nueva Zelanda, Islandia, Rusia y Chile, donde podemos ver los géiseres de Taupo, Dolina Geiserov o El Tatio. 

En España, pese a que nuestra actividad volcánica es especialmente baja, también podemos encontrar géiseres en algunas zonas de nuestra geografía, especialmente en el archipiélago canario.  

Ahora que ya conoces qué son los géiser y cómo se forman, cúentanos, ¿has presenciado alguna vez algún géiser en persona?

Fuentes:

¿Cómo se producen los géiseres?

https://www.fundacionaquae.org/wiki-explora/13_geiser/index.html

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad