Efectos de la degradación de los ecosistemas en los sectores económicos

La degradación de los ecosistemas tiene un efecto directo sobre la pérdida del Capital Natural y los servicios ecosistémicos. En este artículo extraído del “Curso de Restauración ecológica de espacios mineros” te explicamos exactamente cuáles son las consecuencias en las actividades industriales.

En las lecciones anteriores nos hemos centrado en las consecuencias ecológicas de esta degradación y en esta lección nos centraremos en los impactos sobre la economía. 

Las actividades industriales dependen, de una u otra manera, de los recursos naturales. Sin embargo, esta dependencia no se ha evaluado de manera explícita dentro de la cuenta de resultados de las empresas. Esta falta de consideración con respecto a la importancia de los recursos naturales tiene asociados aspectos que pueden tener consecuencias sobre los resultados económicos de las organizaciones. 

Gran parte de los sectores productivos están expuestos a riesgos debidos a la degradación del Capital Natural que se manifiestan a lo largo de sus cadenas de suministros. Por ejemplo, un análisis reciente llevado a cabo por Trucost y The Economy of Ecosystems and Biodiversity (TEEB) muestra que las empresas dedicadas a la venta de ropa han experimentado cambios en sus beneficios de más del 50% debido a la volatilidad de los precios del algodón. El estudio también demuestra que, en la mayor parte de los sectores industriales, si se incluyesen los costes del Capital Natural del que dependen, no serían rentables. 

Tabla 1. Top 5 sectores según región geográfica con mayores costes en Capital Natural (en miles de millones de dólares). También se incluyen los beneficios anuales que genera cada gestor.

Por tanto, parece evidente que, siendo tal la dependencia de distintos sectores económicos y productivos del Capital Natural, la degradación de los ecosistemas y la pérdida del mismo lleva asociados distintos tipos de riesgos para estos sectores: 

  • Riesgos físicos: que incluyen la reducción de la productividad o la escasez o aumento en los costes de las materias primas
  • Riesgos legales y relativos a la regulación sectorial: que incluye el acceso restringido a la compra de suelo o uso del territorio, pleitos o juicios por impactos en los recursos naturales o la aportación de avales de mayor cuantía
  • Riesgos de mercado: como el cambio en las exigencias del consumidor o las condiciones de compra
  • Otros riesgos: financieros o reputacionales.

 A pesar de que estos riesgos afectan a todos los sectores industriales, lo cierto es que el sector primario es el más expuesto (WEF, 2010). 

Figura 1. Costes económicos asociados a la pérdida de Capital Natural y servicios ecosistémicos que afectan al sector agroalimentario. Adaptado de WEF 2010.

Algunas empresas ya han tomado conciencia de cómo el cambio global y la degradación de los ecosistemas amenaza el acceso a recursos clave para el desarrollo de su actividad industrial, y han decidido tomar medidas. Por ejemplo, Coca-Cola ve la escasez de agua futura como una amenaza para la sostenibilidad de la compañía en el tiempo. Es por ello por lo que la multinacional ha comenzado a desarrollar iniciativas para asegurar el ciclo hidrológico a través de la restauración de bosques y masas forestales. Puedes acceder a las iniciativas de Coca-Cola para la restauración de recursos hídricos aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad