mujer en bicicleta en el delta del ebro

El Delta del Ebro: características, formación y actividades

El Delta del Ebro es uno de los accidentes geográficos más importantes de España por la gran diversidad de su ecosistema, además de ser una de las zonas húmedas más grandes de Cataluña. Sin duda, esto destaca frente a la cohabitación humana y la transformación agrícola.

Todos estos elementos, tanto naturales como humanos, generan un paisaje de gran belleza, que además de ser una zona realmente fértil, supone un punto de encuentro para los amantes de las aves y otros tipos de fauna vertebrada, junto con la diversidad de su vegetación. Si quieres saberlo todo sobre el Delta del Ebro… ¡sigue leyendo! 

¿Qué es un delta?

El Delta del Ebro es uno de los accidentes geográficos y ecosistemas de mayor riqueza natural de España. En su unión con el Mar Mediterráneo, el río Ebro forma un espacio triangular de 320 kilómetros, denominado delta. Los deltas son terrenos con forma triangular que se originan en la desembocadura de los ríos gracias al cumulo de los sedimentos que son atraídos por las corrientes. Están compuestos por brazos fluviales que conforman islas de sedimentos, lo que en los ríos más grandes generan algo similar a canales que se separan y se juntan. 

 

 

En cualquier caso, por norma general, al ser una deposición de sedimentos continua, las corrientes del río se van ralentizando cada vez más y permitiendo una mayor sedimentación que hace que el delta vaya aumentando de tamaño. Este proceso es posible en parte gracias al movimiento de las mareas, que si son muy fuertes provocan la formación de estuarios, mientras que si son más calmadas o bajamar, tienden a generar deltas. Es por ello que es mucho más complicado encontrar deltas en mares o en océanos. 

arrozal del delta del ebro

A lo largo de la historia, los deltas han sido un lugar perfecto para el asentamiento de distintas civilizaciones y pueblos, ya que se trata de una zona propicia para ciertos cultivos, como el arroz. El nombre de este accidente geográfico se lo dio el historiador Heródoto al delta del río Nilo, el más grande del mundo, ya que observó que su forma era muy semejante a la letra griega Delta (Δ). 

Delta del Ebro: principales características

El Delta del Ebro cuenta con una extensión de 350 kilómetros cuadrados, similar a la extensión del archipiélago de Malta, siendo el cuarto delta más grande del Mediterráneo. Se sitúa entre Valencia y Barcelona, en la provincia de Tarragona, al este de la Península Ibérica, y está compuesto por tres zonas que le dan la forma de un pájaro en vuelo. En el lóbulo central y la desembocadura del Ebro se encuentra la denominada Isla de Buda, flanqueada por por dos pequeñas penínsulas o hemideltas: la península del Fangar, al norte y la Bahía de los Alfaques, al sur. 

Parque Natural y Reserva Natural del Delta del Ebro

barca en el delta del ebroUna de sus características más importantes es la cohabitación humana con el ecosistema natural característico de la zona. De esta manera, podemos encontrar huertos, frutales y arrozales, a la vez que dunas, lagunas, playas, marismas y demás vegetación autóctona. Además, el Delta del Ebro cuenta con un 5 por ciento de superficie urbana. Es por ello que su diversidad y riqueza biológica presenta un gran contraste frente a la humanización y transformación agrícola de prácticamente un cuarto de toda la extensión.

 

Precisamente por este motivo, la Generalitat constituyó el Parque Natural del Delta del Ebro en 1983, y su importancia está reconocida por los organismos más relevantes a nivel internacional. Además, en 2013 fue declarado Reserva de la Biosfera y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA)

Formación del Delta del Ebro

El Delta del Ebro es una zona de llanura conformada por materiales como arenas y arcillas que han sido depositados en la desembocadura del propio río por la acción de la erosión, el transporte y la sedimentación. Su fisonomía ha ido variando con el paso del tiempo, por lo que hace aproximadamente 4000 años hubiésemos encontrado esta zona unos cinco metros por debajo del nivel del mar actual. La forma lobulada del Delta del Ebro que conocemos hoy en día se debe a que los procesos fluviales predominan frente a las mareas  o el oleaje. Por tanto, se trata de un tipo de delta dominado por el río.

Evolución de la zona

extensión de aguaEl mayor crecimiento de esta zona se establece durante los siglos XIV y XV debido a la gran deforestación de la cuenca del Ebro. Esto sucedió por la necesidad de la construcción de barcos para el posterior descubrimiento de América. Desde este momento, la desembocadura ha variado de posición hasta la configuración que conocemos hoy en día. El lóbulo principal, el de la Isla de Buda, se formó por la regresión de los otros dos lóbulos entre los años 1750 y 1850. Por ello, no se prevé la formación de ninguna otra isla. Además, el perfil redondeado en el frente del delta se debe a la acción del mar y el sistema cerrado a la arena erosionada en las playas del Delta, que se transporta gracias a las corrientes marinas y se sedimenta en las puntas del Fangar y del Cuerno. 

 

En esta zona, en la isla de Buda del Delta del Ebro, se presentan todos los ambientes propios de un delta: tanto lagunas, como saladares, arrozales, playas y márgenes fluviales. Dichas lagunas, que se encuentran en el interior y que están comunicadas con el mar, acogen a una diversidad importante de aves acuáticas y vegetación, además de especies de peces como la anguila o la lubina. La fauna de peces está propiciada por la acción agrícola y la limpieza de las zonas. 

Qué hacer en el delta del Ebro

Las actividades más recomendadas y populares son sin duda las rutas turísticas para visitar las principales zonas del Delta del Ebro y los faros, la observación de aves migratorias y autóctonas, y la gastronomía. También podrás navegar por el Delta del Ebro alquilando un Kayak.

Observación de aves en el Delta del Ebro

En lo que se refiere a la observación de aves, cualquier época del año es buena para realizar esta actividad, aunque dependiendo de la estación se podrá encontrar una mayor o menor variedad de especies. Los flamencos o las garcetas son las especies más comunes en la zona puesto que tienen colonias estables, mientras que otras como la garza imperial o el cormorán sólo se dejan ver en la época estival o invernal. Lo mejor es encontrar una guía o itinerario de avistamiento de aves para saber con antelación las especies que podremos encontrar durante nuestra visita. 

garza

Estas actividades no son exclusivas de esta zona, sino que podrás disfrutar de ellas en otros humedales de España, con gran diversidad de fauna y flora. 

 

 

Fuentes:

 

Uppcommons, TotParc, Cervantes Virtual, Comunitatregants, Cinco Días

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad