Reseña de “Así se domina el mundo”, de Pedro Baños

Marta Martínez Arnaiz, Profesora de Geografía de la Universidad de Burgos, describe en este certero análisis, el libro de Pedro Baños, docente del ” Curso de Geopolítica de los recursos naturales “.

 

Pedro Baños ha escrito un libro tan interesante como inquietante sobre un asunto que a todos nos concierne, pues, aun no siendo siempre conscientes de lo que las cuestiones aquí tratadas nos afectan en su escala macro, a todos acaban por afectarnos a escala micro, prefigurando, directa o indirectamente, nuestros contextos vitales y las condiciones en las que se desarrollan las vidas de los países y de sus ciudadanos. La misma sobrecubierta elegida trasmite sin preámbulo esa inquietud, con ese enredo de tentáculos sobre fondo blanco, un fondo neutro, donde todo entra en el plano de lo posible, y lo inasible sucede sin referencias predefinidas.

Desvelando las claves del poder mundial es el subtítulo de un libro de título duro y contundente “Así se domina el mundo”, a partir de las relaciones internacionales, la geopolítica mundial y las claves geoestratégicas que ponen a los países unos enfrente de otros, más que unos al lado de otros, pues las relaciones entre países en la escena mundial no son nunca igualitarias y son múltiples los intereses tensionados, las aspiraciones individuales y excluyentes, las ansias de dominio y control que la diplomacia o la fuerza esgrimen y despliegan en el tablero mundial. Un escenario descarnado de equilibrios inestables, de intimidación y contrapesos, de estratagemas, de hipocresía, de fuerza, de debilidades aprovechables, de cálculo y medición, de simulacros y mentiras, de puntos débiles, de insolidaridad, de abuso, de “sálvese quien pueda”… Que es, además, global y al que ningún país puede sustraerse, sea dominador y abusón o dominado y débil.

El autor escribe con maestría sobre la maraña mundial de relaciones entre poderes y el complicado entramado de circunstancias interrelacionadas que las animan. Muchas de ellas están en la sombra, a menudo inexplicadas e indescifrables para el ciudadano común que no dispone de todos los datos ni de todos los ángulos, pues su comprensión precisa una mirada compleja y holística, diacrónica y sincrónica al mismo tiempo, como la que proyecta, desde su sólida formación y contrastada experiencia, el autor de este trabajo a partir de su conocimiento panorámico.

La reflexión, lúcida y bien documentada, de Pedro Baños, sin paños calientes, pone el acento en la verdadera naturaleza de las relaciones geoestratégicas, como un toma y daca desigualitario, sin fidelidades ni alianzas permanentes, regido por el interés, con reglas del juego a conveniencia del más fuerte y mejor situado. Un asunto sucesivo de favores y deudas contraídas que revela el disfraz de una geopolítica con piel de cordero encubriendo una geoeconomía con alma de lobo. Un entramado estratégico que requiere un enorme desarrollo del aparato de los estados y de ingentes recursos financieros enfocados a la inteligencia económica.

Y cabe añadir, como punto fuerte de este trabajo, la reivindicación continua que hace el autor del conocimiento de los hechos históricos como fuente de referencia ineludible en las artes de la geoestrategia. En este sentido, sus reflexiones están bien referenciadas bajo el paraguas de un amplio bagaje de lecturas  y sus argumentaciones recurren, con frecuencia, al repaso de los diferentes conflictos bélicos desde la antigüedad, las circunstancias que los rodearon y las motivaciones, casi siempre económicas, que subyacen en la sombra de las intervenciones, sean estas guerras militares convencionales o las muy eficaces guerras “postmodernas” que emplean instrumentos económicos y financieros. La guerra económica planteada en principio como incruenta, pero despiadada, con efectos finales a veces sangrientos. La guerra financiera  como  arma hiperestratégica de nuestro  tiempo, señala el autor con gran acierto.

Estamos, en fin, ante una lectura compleja, a ratos, incómoda para la conciencia, que mueve a la reflexión y que ayuda a atisbar realidades y conceptos presentes y otros por venir, como el de neoglobalización. Claves del poder mundial en las que Pedro Baños nos introduce de forma amena, partiendo de una primera caracterización del mundo actual, de sus actores y de la naturaleza cambiante y circunstancial de sus relaciones. A esta le sigue la amplia e interesante sistematización que realiza de lo que, podríamos llamar, geoestrategias modélicas o “inmortales”, según sus palabras, para concluir desgranando aquellos errores más frecuentes en geopolítica, como no reparar en la historia y en lo que esta nos enseña o ignorar la idiosincrasia de los pueblos y despreciar sus creencias por una prepotencia mal calculada. Errores, calificados algunos de “pecados capitales”, afortunada expresión que pone el acento en las pasiones y  debilidades humanas como parte indisociable de las actuaciones geoestratégicas que, a priori, cabría presuponer comandadas por la razón y la reflexión medida.

El formato literario también merece un apunte. Sumamente acertadas y sugerentes son las citas, muy variadas, que el autor escoge para encabezar sus epígrafes. Epígrafes cortos y rotundos, que conforman un esquema conciso y directo, al margen de las encorsetadas jerarquías academicistas. Y ello, quizá, porque el autor se empeña en dejarnos libres ante una información muy densa pero presentada al mismo nivel, en orden copulativo, podría decirse (esto, esto…y esto… y esto también…) sin establecer prioridades en su relato, pues en geopolítica todas las maneras y artimañas, todos los métodos y estrategias, también todas las torpezas, pueden ser pertinentes o inoportunas, y lo son según la circunstancia y el momento, sin que una sea, por definición, más acertada o eficaz que la otra, más desastrosa o nefasta. Qué inteligente manera de despertar nuestro sentido crítico con estos encabezados sucintos y bien argumentados, sin tratar de invadir nuestra percepción.

 

Marta Martínez Arnaiz

Profesora de Geografía de la Universidad de Burgos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad