Suministro de agua

El suministro de agua potable: un problema geopolítico a escala mundial

Ahora que estamos en pleno verano y las olas de calor azotan buena parte del país, algunos incendios asolan nuestros bosques y nos llegan noticias de cómo en países lejanos las fuertes lluvias causan estragos en la población, es buen momento para valorar el recurso natural más valioso del planeta: el agua.

Recientes estudios demuestran que el agua dulce, la única válida para el consumo humano, escasea. En mayor o menor medida, en Occidente, todos somos conscientes de este hecho y los Gobiernos, con leyes y acuerdos Geopolíticos, tratan de mitigar este problema que tiene visos de agravarse en el futuro.

El día 25 de marzo se celebró el Día Mundial del Agua y en la edición de este año se pusieron encima de la mesa algunas propuestas para mejorar la potabilización, el tratamiento, la calidad, la extracción y el suministro del agua:

  • El tratamiento de aguas residuales para paliar sus efectos contaminantes y aprovecharla para otros usos.
  • Recolección y purificación de agua de lluvia para el suministro en áreas con poco acceso al agua potable.
  • Reducción del consumo de agua potable intentando que no impacte demasiado en el modo de vida de las personas.
  • Nuevas técnicas para desalinizar y aprovechar el agua del mar.

Relacionado: curso especializado de tratamiento de aguas residuales.

El suministro de agua para usos agrícolas y energéticos

Uno de los mayores problemas  a los que se enfrenta el ser humano es a la desaparición de las aguas subterráneas debido al uso agrícola que, a día de hoy, consume casi el 70% del agua dulce del planeta y cuyo suministro se suele extraer de acuíferos, pozos y aguas subterráneas. Este uso masivo de agua dulce no permite a estas fuentes recuperarse a tiempo por lo que se rompe el ciclo natural. Ya se están tomando medidas alternativas como la desalinización de agua de mar para intentar mitigar este problema. También se está mirando de cerca la extracción y uso de agua con fines energéticos, tan necesaria para la industria, que se presume va a aumentar su consumo un 20% en los próximos años.

¿Una guerra por el agua?

Las consecuencias de la escasez y los problemas para el suministro de agua potable podrían dar lugar a enfrentamientos entre Estados. Según comentan algunos expertos, la Guerra de Siria se ha agravado debido a las sequías y la falta de recursos tan vitales como el agua potable y el suministro de agua para la agricultura. En países predominantemente agrícolas, este hecho puede ser dramático y obliga a las poblaciones a abandonar el campo por falta de trabajo y problemas serios de autoabastecimiento.

Relacionado: curso de geopolítica de los recursos naturales.

Las principales soluciones: Regulación gubernamental y conciencia social

Lo importante, aseguran los expertos en el tema, es que los Gobiernos tomen medidas y la sociedad se conciencie del problema. Soluciones como el tratamiento de aguas residuales, leyes que regulen el uso y suministro de agua potable, la reutilización del agua de lluvia y la desalinización de los océanos, puede ayudar a atacar este problema global. Todos estos modelos, a la vez, tendrán que ser compatibles con la conservación del medioambiente y no atajar un problema para crear otro, es decir, estás técnicas de extracción, reutilización, tratamiento y suministro del agua deberán tener un impacto mínimo en los ecosistemas en los que se llevan a cabo.

 

 

Fuentes: BBC, El País.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad