Se desvela el secreto: así será la última de las torres del World Trade Center.

No quiero que se construya simplemente una torre

Algo más. Eso es lo que quería James Murdoch, hijo del magnate Rupert Murdoch, y dueño del grupo 21st Century Fox. Y así se lo hizo saber al arquitecto danés Bjarke Ingels, que acaba de hacer público el diseño del último de los rascacielos que se va a construir en la llamada “zona cero” de Manhattan. El esperado 2 World Trade Center.

El proyecto original del edificio, que albergará las oficinas principales de News Corp y del grupo 21st Century Fox, fue encargado inicialmente al eminente arquitecto británico Norman Foster. Sin embargo, el diseño no tuvo buena acogida por parte de James Murdoch, que consideraba el edificio más propio de un banco de inversiones que de una moderna empresa de medios de comunicación.

A pesar de que la cimentación del proyecto inicial de Foster ya se había construido, la empresa BIG, de la que Bjarke Ingels es dueño, recogió el testigo de la construcción de la torre, cristalizando en el innovador diseño del rascacielos hecho público el pasado día 10 de junio.

La creación del diseño arquitectónico enfrentaba a Bjarke a un dilema de difícil solución. Construir un edificio que se alzara de manera majestuosa sobre Manhattan, siendo respetuoso con la trágica historia de la zona, o, por otro lado, seguir su instinto y crear una obra transgresora y dinámica, sabiendo la polémica que ello podría suscitar.

La solución final es una diseño que combina ambas perspectivas. Un caracter dualista que se ve reflejado en las características arquitectónicas del edificio.

Imagen del rascacielos desde el barrio de Tribeca

Imagen del rascacielos desde el barrio de Tribeca

El 2 World Trade Center, de 408 metros de altura, algo más bajo que la One World Trade Center, la torre que fue terminada hace unos meses, consiste en bloques superpuestos, que crean el efecto óptico de cajas apiladas ligeramente inclinadas.

Visto desde el World Trade Center Memorial Park, el edificio se yergue esbelto y uniforme, creando un efecto similar al que generaban las Torres Gemelas sobre el cielo de Manhattan.

Desde el moderno barrio de Tribeca, el rascacielos aparece como una ciudad vertical de 7 edificios singulares, amontonados unos encima de otros, mostrando un dinamismo, vitalidad y asimetría que rompe con la sobriedad circundante.

¿A qué se debe esta peculiar forma de bloques asemejándose a cajas apiladas? Se trata de un homenaje al barrio de Tribeca y la parte baja de Manhattan.

En estas zonas, todos los edificios se caracterizan por su poca altura, en la línea del diseño del Nueva York más industrial y totalmente distinto de la arquitectura actual en la zona. Los bloques del 2 WTC simbolizan la unión de todos esos edificios erigiéndose hacia el cielo.

Panorámica del 2 World Trade Center

Panorámica del 2 World Trade Center

El promotor inmobiliario de la zona, Larry Silverstein, mostró un alto grado de escepticismo al ver el boceto inicial del edificio. La singularidad y asimetría del edificio no encajaría en una zona donde domina la suavidad arquitectónica por respeto a las víctimas del 11-S. Sin embargo, tras buscar opinión por parte de los arquitectos de las otras tres torres construidas en la “zona cero”, Silverstein quedó convencido. ” La obra de Bjarke refleja el diseño y lenguaje que funciona hoy en día”, sentenció el promotor.

La finalización de los trabajos de construcción se prevé para septiembre de 2021, coincidiendo con el vigésimo aniversario de la tragedia del 11-S.

Una fecha simbólica en la que el edificio de Bjarke Ingels, mediante la modernidad y el respeto, se convierte en una suerte de alegoría de la reconstrucción moral del pueblo estadounidense.

Referencia: Wired

Imágenes: © DBOX, cortesía de BIG

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad