arena de playa

La arena como materia prima: robos y alternativas

La arena es un recurso escaso ampliamente utilizado como material constructivo que está en el punto de mira de muchos. Desde algunos años, proliferan los ladrones de arena, “recolectores” de playas que la venden de manera irregular generando con ello un enorme impacto para el medio ambiente.

Sucesos de este tipo son globales y pueden encontrarse casos en casi cualquier punto del globo. En el año 2013, Verdemar-Ecologistas en Acción denunciaron la extracción de arena de la duna de Valdevaqueros, en Taifa, para su posterior venta a, según los denunciantes, empresas que gestionan campos de golf en la región.

Diversos medios de comunicación se han hecho eco de esta realidad a lo largo de los últimos años. En algunos países de África, como Cabo Verde, han desparecido playas enteras por este motivo; Jamaica o el desierto del Sáhara también se han visto afectados.

¿Cómo se roba la arena de las playas?

Entre las prácticas de estos ladrones de playas se incluye la recopilación de la arena a la vista pero también la extracción de arena submarina, con el consiguiente peligro para los recolectores. Aprovechando la bajada de la marea, se coordinan para sacar el máximo de arena en el menor tiempo posible, antes de que la marea suba de nuevo.

Por otro lado, las playas que viven del turismo pueden estar tranquilas porque no son el objetivo de los ladrones de arena.

¿Para qué se usa hoy en día la arena?

La arena es uno de los materiales de construcción más utilizados. Componente del hormigón y del cemento, la arena se usa para rellenar espacios tales como huecos en las paredes. Su extracción presenta pocas dificultades y se puede hallar en abundancia.

Relacionado: Cursos de Ingeniería civil.

El problema que entraña el robo de arena de playas, más allá de consideraciones legales, es que esta no es ideal para su uso en construcción ya que presenta impurezas y restos otros elementos, es salina y puede ser demasiado fina. La arena adecuada para la construcción puede usarse como:

  • Material de construcción de edificios.
  • El asfalto de las carreteras lleva arena y grava.
  • El ‘fracking’ consiste en inyectar una mezcla de arena, agua y otros compuestos químicos a gran presión para extraer petróleo y gas.
  • Ampliación de territorios arrojando arena al mar (tierras ganadas al mar) como en Holanda.

Del mismo modo, la arena del desierto presenta las mismas complicaciones a la hora de ser usada para la construcción que la de playa: no es la más adecuada.

Alternativas a la arena

La innovación para la sustitución de la arena como materia prima surge desde distintos puntos, encontrando soluciones para los distintos usos de la arena.

Una de las claves es el reciclaje. En este sentido, el asfalto reutilizado puede ser empleado para crear nuevas carreteras sin necesidad de generar nuevo asfalto. En cuanto a tecnologías menos conocidas y en pleno proceso de desarrollo, la impresión de edificios en tres dimensiones, que también pueden emplear materiales reciclados.

Otros materiales, algunos de ellos tradicionales, protagonizan hoy en día la construcción de viviendas, como puede ser la madera.

Para ganar terreno al mar, además de arrojar arena al océano existen otras técnicas, como puede ser el empleo de diques.

La tendencia en cuanto a la sustitución de la arena es clara: a medida que vaya escaseando y su precio aumente, alternativas más baratas ocuparán su lugar.

¿Qué entendemos por arena?

Entendemos por arena un conjunto de fragmentos sueltos de rocas o minerales de pequeño tamaño, entre los 0,063 y 2 milímetros. A cada una de las partículas individuales de este conjunto lo conocemos como grano o clasto de arena. Si multitud de estas partículas componen una piedra mayor, se denomina arenisca (calcarenita en caso de que los componentes sean calcáreos).

La composición de la arena varía de un lugar a otro. El sílice, generalmente en forma de cuarzo, es uno de los componentes más habituales. La caliza molida se encuentra en los arrecifes de coral, y en otros lugares puede hallarse arena con hierro o feldespato. Dependiendo de la roca de la que proceda, su apariencia varía.

Fuente: El País, Quo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad