Los ríos más largos de África

Los ríos más largos de África

Los ríos son masas de agua que fluyen a través de un cauce que tiene un nacimiento y una desembocadura en el mar. Un río puede atravesar la superficie de la tierra o bien puede ser subterráneo. Los ríos más largos de África tienen características comunes pero también algunas diferencias de las que te hablamos hoy.

En cuanto a los ríos más largos de África, el Nilo es el más importante, no solo del continente, sino también del planeta. Pero hay otros ríos con cauces muy largos dentro del continente africano.

Los ríos más largos de África

Nuestro planeta posee recursos hídricos entre los que podemos incluir los ríos; siendo estos cursos fluviales repletos de biodiversidad pero también determinando las formas de vida de una zona geográfica, como es el caso del Nilo. 

Otros ríos de África también destacan, no solo por la fauna y la flora autóctonas, sino por los recursos que aportan a la población cercana, como veremos a continuación.

Río Nilo

río nilo
Río Nilo

Siendo desde el Antiguo Egipto toda una divinidad, el río Nilo es uno de los más importantes y largos, no solo del continente africano, también del mundo. Tiene una extensión de más de 6.000 kilómetros de largo, aunque esta longitud suele variar según las fuentes. A su vez está formado por dos ríos, el Nilo Blanco y el Nilo Azul.

El cauce del río Nilo fluye a través de diez países africanos: Ruanda, Tanzania, Burundi, Kenia, Uganda, República Democrática del Congo, Sudán, Sudán del Sur, Etiopía y Egipto. Su desembocadura forma el conocido Delta del Nilo, donde se fundó la civilización egipcia en sus orígenes.

Este río ha sido de vital importancia para el continente africano, no solo por la biodiversidad, creando un gran número de relaciones ecológicas en las diferentes zonas por las que transcurre, también porque es y ha sido siempre un medio de transporte esencial.

Río Congo

río congo
Río Congo

Respecto a los ríos más largos de África, el río Congo es el segundo más largo después del Nilo, con nos 4.700 kilómetros. Su nacimiento se encuentra en la República Democrática del Congo y desemboca en el Océano Atlántico.

Este río fluye a través de cuatro países: República Democrática del Congo, Zambia, República del Congo y Angola. Además de ser el segundo río más largo de África, también es el cuarto río más largo del mundo.

Si el río Nilo ha sido desde hace milenios una vía de comunicación de vital importancia, especialmente para Egipto, El río Congo es una vía fluvial esencial para la zona central de África.

Río Níger

Los ríos más largos de África
Río Níger

El río Níger se encuentra el tercero de los ríos más largos de África, con nacimiento en Guinea y desembocadura en el golfo de Guinea, creando un delta. Su curso transcurre por cinco países: Guinea, Níger, Malí, Nigeria y Benín. Su principal afluente es el río Benue.

Además de ser el tercer río más largo de África, el Níger está el 13º entre los ríos más largos del mundo. Aunque no es transitable en los 4.200 kilómetros que tiene, sí lo es en gran parte de su longitud, lo que lo convierte en una vía muy importante de comunicación en los países que atraviesa.

Curso de Restauración Hidrológica de Ríos Regulados

Además de la pesca y la agricultura ligadas al río, recientemente se ha aprovechado su cauce para la producción de energía hidroeléctrica. El delta del río Níger, en Nigeria, es una región sobre todo pantanosa que separa la selva del océano Atlántico, donde desemboca este río. 

Río Zambeze

ríos más largos de África
Río Zambeze

Está entre los cuatro ríos más largos de África, siendo el río africano más largo de los que desembocan en el océano índico. Tiene una longitud de 2574 kilómetros y pasa por siete países: Zambia, donde nace el río en una ciénaga que se encuentra a 1500 metros sobre el nivel del mar; República Democrática del Congo, Angola, Namibia, Botsuana, Zimbabue y Mozambique.

Es un río con muchos rápidos y cascadas (entre las que se encuentran las Cataratas Victoria), y cuenta con dos presas de gran tamaño a lo largo de su curso. Estas presas están dedicadas a la producción de energía hidráulica, proporcionando energía a los diferentes países africanos por los que transcurre el río.

Río Orange

Los ríos más largos de África
Río Orange

Estamos ante el río más largo del sur y uno de los ríos más largos de África, siendo también el más importante de Sudáfrica. También pasa por Lesoto y Namibia, y tiene una longitud de 2200 kilómetros.

Entre la fauna autóctona podemos encontrar diferentes animales autóctonos bebiendo agua cuando la temporada de lluvias sube el nivel de este, como son los búfalos, antílopes o leones. En las aguas del río Orange también se puede encontrar el pez cirujano amarillo.

Río Senegal

Río Senegal
Río Senegal

Con una longitud de 1790 kilómetros, el río Senegal es uno de los más importantes y largos del continente africano. Nace en la ciudad de Bafoulabé, en Malí, donde el río Bakoye y el río Bafing confluyen dando forma al que ahora nos ocupa.

Este río enmarca la frontera entre Senegal y Mauritania y desemboca en Saint Louis de Senegal, formando un delta bastante irregular creando pequeñas islas y marismas en la zona de desembocadura hacia el océano Atlántico.

Como curiosidad, un puente diseñado por Gustave Eiffel atraviesa el río en la ciudad de Saint Louis comunicando las dos zonas de la ciudad en el delta. Se trata de un puente de aspecto moderno que contrasta con la geografía del paisaje.

Río Limpopo

ríos más largos de África
Río Limpopo

El último de esta lista de los ríos más largos de África es el río Limpopo. Este río tiene 1600 o 1800 kilómetros de longitud, difiere según la fuente, y nace en el norte de Sudáfrica. El río Limpopo nace por la confluencia de otros dos: el río Marico y el río Crocodile. Su curso separa la frontera de Sudáfrica de Botsuana en la orilla sudeste y también crea la frontera con Zimbabue por el norte. También pasa por Mozambique.

En cuanto a la fauna del río Limpopo podemos destacar la presencia de hipopótamos. 

En la zona noreste del río, en Sudáfrica viven más de 10 millones de personas que dependen de las subidas y bajadas del río para cultivar. Cuando hay sequía, las cosechas se pueden malograr, lo que provoca una escasez de recursos en la zona.

 

Fuentes: Iagua, Aquae Fundación,

Ingeoexpert

Departamento de redacción de contenidos de Ingeoexpert

Deja una respuesta