Tecnología blockchain

Ingeoexpert emitirá certificados protegidos por la tecnología Blockchain

La revolucionaria tecnología, base de las conocidas monedas virtuales, permite el registro de certificados y diplomas de manera segura, descentralizada e incorruptible, posibilitando de este modo la verificación inmediata por parte de empresas y otras terceras partes.

 

Con el objetivo de mantener protegidos los certificados de nuestros alumnos, a partir de enero de 2018 todos nuestros certificados se emitirán bajo la seguridad de la revolucionaria tecnología Blockchain. De este modo, todos nuestros alumnos podrán asegurar ante futuros empleadores, así como ante sus actuales empresas, la veracidad de los conocimientos adquiridos. La implantación de esta moderna tecnología supone un hito en el mundo del eLearning, y es por esto que, desde Ingeoexpert, queremos que seas partícipe de este cambio a escala global.

Antes de adentrarnos en las bondades de Blockchain, os dejamos un ejemplo de un certificado emitido desde nuestro Campus bajo la protección de esta tecnología, que podrás verificar personalmente:

Certificado ejemplo de Ingeoexpert en Blockchain

Un breve repaso de la historia de los certificados

La educación, como la mayoría de los aspectos en la vida, sigue el curso de la evolución, con el objetivo de adaptarse a las nuevas circunstancias y contextos. Así, hemos observado, en los últimos tiempos, distintas fases en esta materia.

Antiguamente, la justificación de los conocimientos obtenidos por un alumno se realizaba mediante la emisión, por parte de la entidad organizadora del curso, de un certificado físico, lacrado mediante sello de cera, el cual confirmaba la procedencia y autenticidad del diploma.

Es en el siglo pasado cuando comienzan a incorporarse en el certificado elementos como el sello de la institución emisora y la firma del docente, entre otros, lo cual confería una mayor seguridad y confianza tanto al alumno como a terceras partes interesadas en verificar la validez del certificado.

Sin embargo, este modelo de certificado adolece también de graves errores que hacen que su autenticidad se vea puesta en entredicho. El más importante de ellos es el hecho de que, con las nuevas tecnologías, es sumamente fácil falsear este tipo de documentos, lo cual anula totalmente, ante terceras partes, la validez del mismo. Así mismo, al no poder verificarse con total certeza la procedencia del emisor, se genera un insostenible grado de desconfianza en todas las partes implicadas.

Este problema se vio enormemente reducido con la llegada de Internet, durante la cual la educación comenzó a sufrir un rápido proceso de transformación a escala global, culminándose con el desarrollo del eLearning como modalidad predominante de formación. Es en esta etapa cuando nace el certificado digital. Alojado en una url, este tipo de metodología de emisión implica enormes ventajas con respecto al certificado físico, como son la inmediatez en el proceso de envío, la reducción de costes de producción y la imposibilidad de verse dañados durante el envío. De este modo, si alguien quisiera manipular datos o falsear el certificado, tendría que hackear servidores de alta seguridad.

A pesar de que este tipo de certificados suponen un salto exponencial a nivel de seguridad, la facilidad por parte de hackers de atentar contra bases de datos aumenta a un ritmo mayor, por lo que es necesaria la introducción de nuevas medidas para evitarlo. Es aquí donde entra Blockchain.

Qué es Blockchain

Blockchain comienza a imponerse como uno de los términos más escuchados y leídos a nivel global, siendo el afloramiento de la divisa virtual Bitcoin el causante, en gran medida, de este descubrimiento.

Sin embargo, la moderna tecnología Blockchain destaca por la capacidad de aplicarse en innumerables ámbitos. Y uno de ellos es la educación online.

A modo de comparación, Blockchain funciona como un libro mayor de contabilidad, donde se recogen todas las transacciones. La diferencia con el libro mayor es que Blockchain guarda todas estas transacciones de manera digital, segura, incorruptible y descentralizada.

Esto se consigue mediante una red de ordenadores que es capaz de realizar, de modo totalmente seguro, transacciones de cualquier tipo, que previene la manipulación de esos datos y que permite a cualquier tipo de institución verificar las transacciones que se están llevando a cabo. Esto quiere decir que Blockchain posibilita el registro de transacciones realizadas de una manera eficiente, verificable y permanente. Una vez que la transacción ha quedado registrada en Blockchain, los datos no pueden ser alterados en ningún modo sin el consentimiento de todos los ordenadores de la red, lo cual es, en cualquier caso, imposible.

¿En qué se diferencia Blockchain de otras tecnologías de registro?

Este cambio supone un antes y un después en la forma en la que las transacciones son realizadas.

Tomando como ejemplo la industria financiera, podemos observar que en este sector, la mayoría de las transacciones que se llevan a cabo se guardan en un registro centralizado, controlado por una gran institución, como puede ser un banco.

El principal problema con los registros centralizados son:

  • Estar controlado por una organización
  • Ser susceptible a manipulación de datos
  • Ser vulnerable a hacking u otro tipo de ataques

Aparte de esto, los registros centralizados implican que confiamos nuestros datos a una organización, los cuales pueden manejar bajo su criterio.

Todos estos problemas son solventados con la tecnología Blockchain, al no haber ninguna organización con el poder de alterar nuestros datos registrados, siendo las transacciones públicas y verificables en cualquier ordenador de la red. Es decir, para hackear los datos, tendrían que hackearse todos y cada uno de los innumerables ordenadores de la red.

Aplicación de Blockchain en eLearning

El objetivo de la educación online es enseñar, aprender y verificar nuevas competencias y conocimientos, los cuales quedan plasmados en certificados emitidos por instituciones o particulares, que son aceptados de manera tácita como verdaderos por terceras partes, como puede ser el caso de una empresa en búsqueda de nuevos trabajadores.

El ecosistema de la educación se cimienta en la confianza y verificabilidad. Si una empresa no cree que un potencial candidato ha conseguido realmente el diploma, el valor de este diploma es automáticamente cero, así como el valor de la empresa que lo emitió.

Si hacemos un desglose de las partes implicadas en la educación online, podemos diferenciar los siguientes:

  • Entidad organizadora del curso

Estas entidades, bien sean Universidades, bien centros educativos, sirven de instrumento de transmisión de conocimiento y de ampliación de currículum. El alumno recibe de estas instituciones un certificado, en formato papel o digital.

  • Alumnos

La parte más importante del eLearning y sobre la que pivotan las decisiones tomadas por parte de las entidades organizadoras.

Los alumnos tienen múltiples razones para realizar un curso, pero las más comunes son las de mostrar a un potencial empleador que están en continua y constante formación. Ésta es la razón por la que es tan frecuente ver a estudiantes y profesionales compartir sus certificados en redes sociales como LinkedIN, Facebook o Twitter.

  • Verificadores

En este grupo se engloban las empresas y otro tipo de instituciones o particulares que desean comprobar que el potencial empleado ha obtenido realmente las competencias que dice tener, o que el trabajador de su empresa está verdaderamente formándose de manera continua.

La idea que subyace en este caso es la de que las terceras partes necesitan ser capaces de verificar de manera segura qué representa el certificado, quién lo ha emitido, quién lo ha recibido, si es real, así como saber si no ha caducado.

 

¿Cuál es el mayor problema en este ecosistema? La confianza. Para que el sistema creado actualmente funcione, todas las partes implicadas deben confiar unas en otras. Esto lleva implícito un alto grado de dificultad, dado que por todos es sabida la tendencia a no decir completamente la verdad en todo lo relacionado con las competencias y conocimientos de un posible candidato.

Es por eso que Blockchain se convierte en la tecnología definitiva para solucionar todos estos problemas. De este modo, en el momento en el que un certificado es registrado en esta cadena de bloques de Blockchain, es literalmente imposible que sea alterada, manipulada o falseada. Si alguien intentara crear un certificado falso y hacerlo ver como un certificado emitido realmente, no será contrastado en Blockchain y no será validado por terceras partes. Incluso, en el caso de que el Centro o Universidad emisora del certificado sea hackeada, el certificado digital permanecería totalmente inalterado y seguro.

En definitiva, la nueva y revolucionaria tecnología Blockchain garantiza que no haya certificados falsos o fraudulentos. Así, los certificados son emitidos de manera segura a los alumnos, los cuales pueden permitir a terceras partes, como empresas o head hunters, verificar y contrastar que los certificados son reales y están actualizados.

Nadie tiene el control ni el poder sobre nadie y las partes implicadas no necesitan depender de la confianza en las otras partes, sino únicamente en el poder de esta potente y revolucionaria tecnología.

Desde Ingeoexpert, nuestra mayor motivación es el desarrollo profesional de nuestros alumnos. Es por eso que esperamos que la inclusión de estos nuevos certificados dentro del entorno de Blockchain supongan un punto de inflexión en vuestro desarrollo personal y laboral.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad