Drones tecnologia y medio ambiente

Tecnología y medio ambiente: Los drones cuidarán del planeta

Tecnología y medio ambiente es un binomio que funciona. Ahora son los drones los que presentan funciones interesantes para monitorizar cultivos e infraestructuras, reducir emisiones y vigilar ecosistemas.

La tecnología y el medio ambiente van de la mano. El cuidado del planeta es una prioridad para muchos gobiernos y empresas que trabajan de la mano con científicos e ingenieros involucrados en crear estudios y avances tecnológicos que faciliten y hagan más efectivo el cuidado del medio ambiente. Un caso claro es la apuesta por los drones que, lejos de su uso meramente lucrativo, muestran su potencial y utilidad como herramientas al servicio del medioambiente. Y os preguntaréis ¿Cómo los drones pueden ayudar en este objetivo tan crucial? En varios sentidos:

1. Transporte y entrega de mercancías o productos

Todos hemos oído hablar del anhelo de Amazon y su flota de drones con el fin de entregar sus productos directamente a las puertas de los clientes sin la necesidad de camiones y conductores. Eso suena como una gran idea, especialmente para aquellos de nosotros que nos gustaría conseguir nuestras cosas lo más rápido posible, pero ¿Ayudaría a reducir las emisiones por carretera? Todo dependería de si, efectivamente, junto con el coche eléctrico, ayudara a reducir el tráfico de automóviles de combustible. Sin embargo, los drones tienen cargas útiles relativamente pequeñas, lo que limita su capacidad de carga. Los hace ideales para pequeñas entregas, o para dejar los suministros de emergencia, pero no para el transporte a granel.

Por supuesto, a medida que la tecnología evoluciona, los drones serán capaces de transportar cargas mayores a distancias mayores. Esto podría tener un fuerte impacto, dado que los drones tienden a funcionar con la energía de la batería. Si esas baterías se cargan con energía verde, la cantidad sustancial de carbono emitido por el transporte comercial e industrial se reduciría significativamente. Esta reducción sería un buen paso hacia la lucha contra el rápido avance del cambio climático.

Relacionado: cursos de medio ambiente.

2. Conservación de ecosistemas y vida salvaje

Los Drones pueden hacer mucho para ayudar a preservar nuestros espacios naturales. Pueden monitorear grandes áreas de territorio con facilidad, lo que significa que hay menos impacto en la zona por presencia humana. Además, los drones proporcionan una vista aérea, lo que ayudaría a divisar problemas que no serían visibles desde el suelo o perspectivas más bajas.

Los drones se pueden utilizar para rastrear animales, sin poner a nadie en riesgo. También pueden utilizarse para vigilar a los cazadores furtivos e intrusos, aumentando la seguridad en las zonas protegidas. Además, los aviones no tripulados se pueden utilizar para proporcionar ayuda cuando se producen desastres naturales. Ya sea para peinar una zona después de un terremoto o una inundación para buscar sobrevivientes, o luchar contra incendios mediante la entrega de cargas útiles, los drones son una herramienta poderosa en la lucha para mantener la vida silvestre, y las zonas salvajes con un impacto mínimo en los ecosistemas.

3. Inspección de paneles solares, oleoductos y turbinas eólicas

No basta con construir infraestructuras del tipo: turbinas eólicas, oleoductos, paneles solares o líneas eléctricas de alto voltaje.  Una vez que se ha puesto en marcha esa tecnología, tiene que ser monitorizada e inspeccionada con regularidad.

Por el momento, el monitoreo e inspección de estas estructuras requiere tiempo y mano de obra. Con drones se puede hacer de manera segura, sin poner en riesgo a personas, y en una fracción del tiempo de menor. Tener a punto esta infraestructura es vital para que sean eficientes y ayuden al avance de las energías alternativas y renovables.

4. Agricultura sostenible

Una de las mayores luchas a las que el sector agrícola se ha tenido que enfrentar es su limitación a la hora de monitorizar cultivos. Los Drones pueden hacer todo este proceso mucho más fácil. Desde el aire se vuelve más fácil de visualizar posibles problemas en los campos cultivados. Las áreas problemáticas pueden identificarse rápidamente y un dron puede usarse para crear mapas en 3D y para registrar coordenadas GPS para facilitar el seguimiento. No hay necesidad de desplegar un equipo en el sitio cuando gran parte del trabajo se puede hacer desde el aire. Especialmente cuando los drones pueden manejar muchas de las tareas más rápidamente, gracias a computadoras y software. Según los datos recogidos por los drones se pueden sacar valiosas conclusiones que mejoren la eficiencia a la hora de riegos programados.

Fuente: www.acgdrone.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad