¿Qué es la contaminación atmosférica? Causas, consecuencias y soluciones

¿Qué es la contaminación atmosférica? Causas, consecuencias y soluciones

Es uno de los principales problemas del planeta y pone en riesgo la supervivencia humana. La contaminación atmosférica es cada vez más irreversible. Sin embargo, aún estamos a tiempo de tomar decisiones que reviertan esta grave situación.

Hoy el origen de la contaminación atmosférica, sus causas, consecuencias y posibles soluciones. Si te interesa el futuro del planeta tierra y quieres saber más sobre esta situación, sigue leyendo.

¿Qué es la contaminación atmosférica?

La contaminación atmosférica es la emisión de sustancias contaminantes a la atmósfera, procedentes tanto de fuentes naturales como antropogénicas, que puede incidir en la salud de las personas, en la degradación de materiales y en los seres vivos y funcionamiento de los ecosistemas. Los diferentes grupos de sustancias y sus efectos se describen en el apartado de problemática ambiental y contaminantes. Así lo expone el Ministerio Ministerio para la Transición Ecológica y para el Reto Demográfico.

La contaminación atmosférica representa un problema de alcance local, pero también entre países o continentes, porque los contaminantes que se emiten a la atmósfera pueden transportarse a otras partes del mundo y reducir la calidad del aire.

Gases contaminantes de la atmósfera

  • CFC
  • Monóxido de carbono
  • Dióxido de carbono
  • Monóxido de nitrógeno
  • Dióxido de azufre
  • Metano
  • Ozono

¿Qué es la contaminación atmosférica?

Causas de la contaminación atmosférica

Para entender mejor qué es la contaminación atmosférica, tenemos que determinar cuál es el origen de la cuestión. Es decir, cuáles son las causas principales de este fenómeno.

La industrialización ha favorecido la aparición de la contaminación atmosférica, proyectando a la atmósfera gases de efecto invernadero. La acumulación de estos gases en la atmósfera ha propiciado que aparezcan grandes agujeros en la capa de ozono. Pero este fenómeno no queda en la destrucción de la capa de ozono, va más allá.

Estas son algunas de las causas que han favorecido la contaminación de la atmósfera terrestre.

Industrialización excesiva

Como te adelantamos, el aumento de fábricas ha sido una de las principales causas de la contaminación atmosférica. Al existir un mayor consumo por parte de las personas de artículos y productos, se ha visto necesaria la construcción de fábricas alrededor del mundo, para dar respuesta a esa demanda cada vez más creciente.

Uso de pesticidas

El uso de pesticidas, insecticidas, fertilizantes y demás sustancias y productos químicos que se emplean para el cultivo de alimentos, provoca graves problemas en suelos y favorece la acumulación de gases tóxicos en el aire. Por eso, cada vez más se insiste en la necesidad de optar por cultivos ecológicos, libres de cualquier tipo de sustancia química.

Quema de combustibles fósiles

Al igual que ha ocurrido con la excesiva industrialización, con el paso del tiempo más vehículos y transportes se han utilizado por parte de las personas y también con fines comerciales. Los medios de transporte convencionales queman combustibles y los convierten en gases de efecto invernadero que afectan a la atmósfera y a la calidad del aire que respiramos.

Deforestación

Los árboles cumplen una función de limpiar el aire. Al no haber suelos de la suficiente calidad para la siembra de cultivos y especies vegetales, se reduce el número de árboles y vegetación, lo que contribuye a que los gases de efecto invernadero se queden mucho más tiempo en la atmósfera, sin que exista vegetación y árboles que los limpien.

Estos son algunos de los contaminantes que provienen de fuentes naturales, y que también perjudican gravemente la capa de ozono.

Incendios forestales

Como los suelos tienen menos vegetación y cada vez son más áridos, propician la aparición de incendios que, provocados o no, emiten partículas, gases, sustancias que se evaporan a la atmósfera. Se denominan compuestos orgánicos volátiles (COV´s o VOC´s).

Partículas de polvo

Las partículas en suspensión que hay en la atmósfera también contribuyen a la contaminación atmosférica. Son partículas ultrafinas que se crean por la erosión del suelo cuando el agua y el clima sueltan capas del suelo en forma de partículas a la atmósfera.

Volcanes

Los volcanes envían dióxido de carbono y azufre en grandes cantidades a la atmósfera, en forma de partículas o ceniza volcánica.

Metano

La pudrición de materia orgánica también envía a la atmósfera gases metano que contribuyen a aumentar el tamaño del agujero de la capa de ozono.

Sector ganadero

El sector ganadero tiene un impacto negativo en el medio ambiente y en la seguridad humana global. La deforestación, el elevado consumo de agua y la contaminación del suelo, son sólo algunos de los numerosos efectos de la ganadería en el medio ambiente y, como consecuencia, en los seres humanos y el resto de animales.

Curso de Medio Ambiente

Consecuencias de la contaminación atmosférica

Podemos diferenciar tres principales consecuencias de la contaminación atmosférica:

Consecuencias climáticas

Generalmente los contaminantes se van lejos de sus fuentes debido a los patrones de vientos, las nubes o la lluvia. La temperatura puede afectar a la rapidez con que los contaminantes se alejan de una zona. Los patrones climáticos que atrapan la contaminación atmosférica pueden dañar ambientes limpios que se encuentran lejos de las fuentes originales. Por eso las consecuencias climáticas de la contaminación atmosférica es un tema global.

Daño a la capa de ozono

El ozono es una forma de oxígeno O3 que se encuentra en la atmósfera superior de la tierra. La capa fina de moléculas de ozono en la atmósfera absorbe algunos de los rayos ultravioletas (UV) antes de que lleguen a la superficie de la tierra, con lo cual se hace posible la vida en la tierra. El agotamiento del ozono produce niveles más altos de radiación UV en la tierra, con lo cual se pone en peligro tanto a plantas como a animales.

Efecto invernadero

El efecto invernadero evita que una parte del calor recibido desde el sol deje la atmósfera y vuelva al espacio. Esto calienta la superficie de la tierra. Existe una cierta cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera que son absolutamente necesarios para calentar la Tierra, pero en la debida proporción.

¿Qué es la contaminación atmosférica?

Soluciones para la contaminación atmosférica

Aunque las soluciones que pueden frenar de verdad la contaminación de la atmósfera parten del apoyo de instituciones globales o gobiernos de cada país, lo cierto es que los ciudadanos podemos hacer aportes de forma individual.

  • Medios de transporte. Sustituye tu coche por una bicicleta, esta es una de las alternativas de movilidad sostenible que tenemos en la actualidad.
  • Reciclaje. Reutiliza y recicla la mayor cantidad de productos que puedas. Así, contribuirás a reducir la demanda que tienen actualmente las empresas y fábricas, instalaciones que como mencionamos anteriormente emiten gases y otros contaminantes en sus actividades diarias.
  • Productos químicos. Evita el uso de sprays, insecticidas y otros gases que no sean respetuosos con el medio ambiente.
  • Zonas verdes de la ciudad. Siendo un ciudadano responsable (y promoviendo el cuidado de los parques que hay en la zona en la que vives o trabajas) contribuirás a que exista más vegetación que genere oxígeno y reduzca el CO2.

La lucha contra el cambio climático empieza por identificar los elementos contaminantes para así reducirlos o eliminarlos. Aunque la atmósfera tiende a eliminar por sí misma la contaminación cuando es poca o puntual, lo cierto es que nos enfrentamos a un problema de índole mundial grave, puesto que ha llegado un punto en el que la atmósfera no es capaz de eliminar la gran cantidad de contaminantes que recibe.

 

 

Fuente: Agencia Europea de Medio Ambiente, Ministerio para la Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, Twenergy.com

Ingeoexpert

Departamento de redacción de contenidos de Ingeoexpert

Deja una respuesta