Monte Uluru: la roca más famosa del mundo

Monte Uluru: la roca más famosa del mundo

Aunque se le conoce como un monte, lo cierto es que Uluru no es ni una montaña ni un monte, sino un monolito (piedra de una sola pieza). El Monte Uluru es una formación geológica rocosa compuesta por arenisca, situada en el centro de Australia, concretamente en el Territorio Norte, dentro del parque Uluru Kata Tjuta National Park. La famosa roca fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987.

Junto con el parque antes mencionado, el Monte Uluru es una de las mayores atracciones del país, puesto que es uno de los monolitos mayores del mundo, con más de 348 metros de alto, 9 kilómetros de contorno y 2,5 kilómetros bajo tierra. Vamos a ver qué es lo que hace tan especial a esta antigua e impresionante roca.

¿Por qué es tan famoso el Monte Uluru de Australia?

Se le conoce coloquialmente como “el ombligo del mundo”. El monte Uluru tiene un profundo significado histórico y cultural, pues para los habitantes de la zona, los anangu, representa el punto crucial entre las rutas de peregrinación Tjukurpa o Tiempo de Sueño (el principio de todo). 

El monte de los colores cambiantes

Una característica que hace todavía más especial al Monte Uluru es que cambia de color. Adopta diferentes colores debido a la acción del sol. El polvo de la arenisca que se encuentra en suspensión, la contaminación y el vapor de agua que se encuentra en capas más bajas de la atmósfera, actúan como filtro lo cual limita las longitudes de onda cercanas al azul y acentúa los tonos rojizos de la roca.

Si acudes durante las primeras horas del día, es un monolito de tonos ocres. Al atardecer, presenta un color rojo brillante. Incluso los días nublados sorprende ver todas las tonalidades que es capaz de mostrar la imponente roca y los días lluviosos un color gris metalizado envuelve el monolito.

Monte Uluru

Datos interesantes sobre el Monte Uluru: el gran monolito rojo

Se le conoce como inselberg, un pico abrupto aislado en una llanura de matorrales. El Monte Uluru es una montaña sagrada para los aborígenes anangu, pues creían que en el principio, el mundo no tenía ni forma ni características propias.

No fue hasta que  los seres ancestrales emergieron y viajaron por toda la Tierra, que crearon a su paso especies y formas vivas.

Para los anangu, el Monte Uluru sería una evidencia física de las hazañas que realizaron los seres ancestrales en esa época; ahora es un sitio sagrado e incluso muchos lo consideran como una iglesia.

La imponente silueta del monte se ve a cien kilómetros de distancia y debido al territorio inhóspito en el que se encuentra, los turistas que deciden acercarse para verlos tienen que ir muy bien preparados, con ropas de abrigo y también preparados para las altas temperaturas. En la zona no hay sombras ni cobijos que protejan de las inclemencias del tiempo.

La mejor forma de visitar Uluru

Una de las mejores formas de visitar el monolito es siguiendo el camino que lo rodea, lleno de cascadas y cuevas con pinturas rupestres del dios Wandjina. Muchas de las pinturas y grabados se relacionan también con la fertilidad y la iniciación, considerándose de origen divino. También encontramos seres mitológicos asociados una vez más a la creación del mundo. Si nos fijamos en las figuras que esas pinturas representan, nos pueden recordar un poco a extraterrestres con ojos grandes y una especie de halo. Todo esto ha sido fuente de teorías y especulaciones.

Yendo un poco más allá, podemos mencionar que se pide a los visitantes que no tomen fotografías ni vídeos. Además, hay cuevas o cavernas que son exclusivas para cada sexo: unas para hombres y otras para mujeres.

Curso de Mecánica de Rocas

Aunque los guías dejan claro que no se permite subir ni pisar la roca, lo cierto es que muchos visitantes y turistas ignoran el mensaje y pisan y suben por la roca. Tales eran los daños en determinadas ocasiones que, en 2017 se prohibió la subida al monolito, tanto por motivos de seguridad como ambientales. Y es que escalar el Uluru puede ser mortal por las altas temperaturas, en ocasiones por encima de los 45 grados y los fuertes vientos que se registran en el parque. 

Los principales beneficiarios de la prohibición de escalar el monte Uluru fue el pueblo indígena Pitjantjatjara Anangu. Un dato interesante es que el 26 de octubre de 1985, este pueblo indígena recuperó la propiedad tradicional de las tierras donde habitan desde hace 30.000 años.

Monte Uluru

Características geológicas de Uluru

Hace unos 550 millones de años, en el período Cámbrico se produjo la emersión y plegamiento de los materiales que afloran en actualmente la cuenca del lago Amadeus. Concretamente en la cuenca endorreica australiana, denominada así en honor del por breve tiempo rey de España, D. Amadeo de Saboya).

Este episodio, la Orogenia Petermann, desencadenó importantes procesos erosivos. Podemos recordar que aún no existía la vegetación continental, por lo que los procesos erosivos eran extremadamente violentos.  Las areniscas arcósicas y los conglomerados que en el futuro serían Uluru y  Los Olgas -Kata Tjuta- se depositaron en inmensos y gruesos abanicos aluviales.

Con el paso del tiempo, las montañas fueron completamente arrasadas por la erosión. Además, la región fue cubierta por un mar somero, que depositó arcillas y fangos sobre las areniscas. Estos sedimentos, ricos en fósiles y en materia orgánica, son el origen de los campos petrolíferos de Meereen y Palm Valley. Representan además un importante recurso energético para los territorios del norte de Australia.

Hace 400 millones de años comenzó un nuevo período de plegamiento, fracturación y elevación. Se conoce como la Orogenia de Alice Springs. Se prolongó por unos 100 millones de años, y mientras duró su proceso, las areniscas y conglomerados que formaron los antiguos abanicos aluviales se plegaron y fracturaron fuertemente. De esta manera, los estratos originalmente horizontales, adquirieron una nueva disposición casi vertical.

La elevación del conjunto del continente australiano favoreció los procesos de erosión. Tanto es así que fue eliminando poco a poco las rocas que cubrían los conglomerados y las arcosas. Al ser estos más resistentes a la erosión, a medida que iban aflorando o surgiendo y gracias a la erosión diferencial, adquieren mayor altura que el entorno.

La estratificación vertical controla estructuralmente los procesos de meteorización y erosión. En geología, a estas estructuras, se les conocen como Montes Isla y Uluru es el ejemplo más famoso y antiguo.

 

Fuentes: Wikipedia, Australia 112, BBC.com, Platea

Ingeoexpert

Departamento de redacción de contenidos de Ingeoexpert

Deja una respuesta