Construcción de la Torre Eiffel: todas las claves

Icono del pueblo francés, los orígenes de su creación están cargados de curiosidades

La Torre Eiffel conmemora el primer centenario de la Revolución Francesa. Se llevó a cabo para la Exposición Universal de París que tuvo lugar en el año 1889 y desde entonces es una referencia arquitectónica conocida tanto por expertos en ingeniería y arquitectura como por profanos, turistas y curiosos.

La construcción de la Torre Eiffel

Actualmente es uno de los símbolos más reconocibles no solo de París sino de Francia, y por extensión de Europa. Sin embargo, durante su construcción se tuvo que enfrentar a las críticas de muchos, entre ellos artistas, escritores y pintores, cuya sensibilidad distaba mucho de las construcciones modernas de hierro.

Estas críticas tuvieron algunos frutos: por ejemplo, la altura de la torre Eiffel es de 300 metros, algo menos de lo proyectado por las quejas de los vecinos parisinos. La historia de la Torre Eiffel, después de ese momento, se sobrepone a sus detractores hasta llegar al monumento respetado que es hoy en día.

Los ingenieros que se encargaron de su diseño fueron Maurice Koechlin, Émile Nouguier y Gustave Eiffel, además de diversos colaboradores, entre ellos el arquitecto Stephen Suavestre. De Gustave heredaría el nombre, aunque al principio fue llamada “Torre de los 300 metros”.

Materiales utilizados en la construcción de la Torre Eiffel

El material empleado para la construcción de la torre fue el hierro pudelado, un material que se iba aproximando a la composición del acero, que posteriormente podía laminarse en caliente.

La cercanía de la torre Eiffel al río Sena condicionó desde el inicio el desarrollo del proyecto, ya que fue necesario preparar los cimientos para afrontar la humedad y la composición del suelo donde se asentaba. Así, los cimientos de la torre llegan hasta los 30 metros de profundidad.

Sus más de 18.000 piezas de hierro fueron, provisionalmente, unidas y fijadas con bulones, aunque después fueron remplazados por remaches colocados en caliente. Todas las piezas metálicas de la Torre Eiffel están unidas con estos remaches. Se emplearon andamios de madera y grúas a vapor, que fueron fijadas a la misma torre. En concreto, para montar la primera planta hicieron falta 12 andamios de 30 metros de altura y otros 4 andamios de 45 metros.

Una de las claves que destaca de la construcción de la torre Eiffel es el poco tiempo que tardó en levantarse. Comenzaron las obras en 1887 y tan solo dos años y dos meses después el monumento estaba en pie. El proyecto, que llevaba algunos años en mente de Gustav Eiffel antes de poder ser realizado finalmente, le valió al ingeniero la condecoración de la Legión de Honor.

Cómo se construyó la Torre Eiffel

El hierro forjado, material escogido para la construcción de la Torre Eiffel no entusiasmaba a los parisinos de a pie ni tampoco a los artistas que se congregaban en la urbe francesa. El enorme monumento era percibido como una gigante y antiestética mole de hierro que no encajaba con el carácter cosmopolita que quería proyectar la ciudad. La polémica llegó a un punto en el que más de 300 artistas se asociaron  para firmar un documento en el que hacían visible su descontento con la obra arquitectónica. Sin embargo, el proyecto de la construcción de la Torre Eiffel siguió en marcha aun con menos de 250 personas encargadas de su construcción.

La construcción de la torre Eiffel en números

21 meses hasta finalizar la construcción.
Entre 150 y 300 obreros.
Más de 18.000 piezas.
2.500.000 remaches.
300 metros de altura, 324 contando la antena.

La torre parisina albergó el récord del edificio más alto del mundo durante más de 40 años, hasta que fue superada por el edificio Chrysler, en Nueva York. Su diseñador, Gustave Eiffel, también fue el artífice de la estructura interna de otro de los monumentos más reconocidos del mundo, la Estatua de la Libertad.

Fuente: Página web oficial

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad