eurotunel tunel canal de la mancha

Todo sobre el Eurotúnel o túnel del Canal de la Mancha

El Eurotúnel o túnel del Canal de la Mancha es una de las grandes obras arquitectónicas de finales del Siglo XX que sirvió para conectar Reino Unido y Francia mediante transporte ferroviario o privado.

El túnel del Canal de la Mancha es una muestra de acuerdo entre dos países para crear grandes proyectos arquitectónicos conjuntos con aplicaciones útiles para las personas. Si quieres saber cuántos kilómetros tiene el eurotúnel o cómo fue su construcción, te lo contamos a continuación.

¿Cuántos kilómetros tiene el Eurotúnel?

En eurotúnel se puede atravesar en coche particular o bien en el tren cuyo pasaje dura tan solo 35 minutos entre las ciudades de Calais en Francia y de Folkestone en Reino Unido. En esta breve duración de tiempo se recorren los 50,5 kilómetros que tiene el eurotúnel.

El túnel del Canal de la Mancha recibe su nombre por unir el estrecho entre dos países donde se sitúa el mar superficial más pequeño de Europa. El tren, además de unir Francia y Reino Unido permite la circulación hasta otros países como Bélgica, de esta manera podemos hacer un recorrido de Londres hasta Bruselas en tan solo 1 hora y 57 minutos, mientras que de Londres a París el viaje duraría unas 2 horas y 20 minutos en el tren de alta velocidad para pasajeros Eurostar.

Relacionado con: Curso de excavación mecánica de túneles en roca mediante tuneladoras

Con una longitud de 50,5 kilómetros, el túnel del Canal de la Mancha es el tercer túnel subterráneo más largo del mundo, por detrás del túnel de base de San Gotardo en Suiza y el Seikan en Japón.

eurotunel tunel canal de la mancha

Construcción del Eurotúnel

En túnel del Canal de la Mancha fue aprobado por Napoleón en 1882, pero no sería hasta 1987, gracias a un previo acuerdo entre el presidente francés Francois Mitterrand y la primer ministro británica Margaret Thatcher, cuando comenzaría la construcción de esta gran obra arquitectónica que se extendió hasta 1994. La cifra de coste total del túnel fue de 13.500 millones de dólares y en 2013 alcanzó un volumen de facturación de 1090 millones de euros.

Durante la construcción del túnel se emplearon máquinas tuneladoras fabricadas por ambos países, Francia y Reino Unido, gracias a las cuales se crearon tres amplias galerías. Dos de ellas formadas por túneles de 7,6 metros de diámetro por los que circulan los trenes de alta velocidad cada uno en un sentido, y un túnel central de 4,8 metros de diámetro por el que circulan automóviles.

Para la construcción del eurotúnel fueron necesarias grandes máquinas tuneladoras de 200 metros de largo capaces de penetrar a su paso distintos tipos de terreno sin detenerse hasta los 20 kilómetros. Se siguió un procedimiento por el cual se empezaba la excavación desde ambos países a la vez con el fin de culminar en el medio

En el proceso de construcción del túnel del canal de la mancha fue necesario un examen previo de todas las rocas que se encontraban en el terreno, de lo cual se extrajo que contenía, entre otros, tiza, tiza azul y sedimentos marinos. Estos materiales fueron extraídos por la tuneladora y transportados hacia fuera mediante cintas transportadoras. A medida que avanzaba este proceso se iban revistiendo las pareces del túnel con hormigón que ayudaba a soportar la presión de los materiales de la superficie y a hacerlo impermeable.

eurotunel tunel canal de la mancha

Volumen de tráfico del Eurotúnel

A pesar de contar tan solo con dos carriles para el tráfico por carretera, uno de ida y otra de vuelta, el eurotúnel cosecha grandes marcas de tráfico de pasajeros año tras año. El año de su inauguración fue atravesado por casi 7000 viajeros y el último año del que se tienen datos, 2015, por más de 19000. Los autobuses y camiones también se suman a viajar desde Francia a Reino Unido sin tener que ser transportados en un ferry y las cifras de tráfico del eurotúnel para estos tipos de vehículos también siguen en aumento.

En sus primeros años de vida el eurotúnel no fue muy apreciado por franceses ni ingleses que preferían utilizar otros medios para desplazarse de un país a otro, sin embargo rápidamente la tónica general cambió y el eurotúnel recibió volúmenes de tráfico muy por encima de lo que se estimaba en las primeras previsiones.

El gobierno británico sigue buscando un mayor reconocimiento y afluencia de clientes en su túnel, por lo cual, a Francia y Bélgica está previsto que se le una en los próximos años Países Bajos como país que se puede visitar desde el Reino Unido con nuestro propio coche.

Fuente: The Economist

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad